Javascript DHTML Drop Down Menu Powered by dhtml-menu-builder.com

 

5.1.- INTRODUCCI�N

Con el auge de las Nuevas Tecnolog�as de la Informaci�n y Comunicaci�n que permiten extender a un gran n�mero de personas los materiales y servicios educativos y culturales a trav�s de Internet han surgido muchos servidores que ofrecen libros electr�nicos y otros materiales educativos online. Esto es un gran avance que pone a un s�lo clic de distancia todo tipo de materiales pero en la mayor�a de los casos lo que se ha sustituido es el soporte papel por el soporte pantalla del ordenador y no se han tenido en cuenta las posibilidades de multimedia e interactividad que ofrecen las Nuevas Tecnolog�as. En este sentido la aportaci�n principal de este trabajo es la creaci�n de las llamadas VIDEO-LECTURAS. Estas son unas lecturas interactivas y multimedia en donde los principales protagonistas son los alumnos ya que se crean con aportaciones de todos ellos. Los alumnos al ver publicados sus dibujos e historietas cada vez se motivan m�s y m�s en este aspecto creativo de la lectura. Por otra parte, al aprovechar las posibilidades multimedia, son lecturas que hablan, el texto se presenta en pantalla sincronizado con la voz del narrador que va leyendo en voz alta y en el caso de los DVD-VIDEO tenemos lecturas karaokes en donde se consigue la m�xima sincronizaci�n entre los est�mulos textuales y sonoros y la concentraci�n receptiva del alumno.

Pero, �es la lectura todav�a importante en estos tiempos de Internet? La lectura es el coraz�n de la educaci�n. El conocimiento de casi todas las asignaturas en la escuela fluye y palpita a trav�s de la lectura. Uno debe de ser capaz de leer el texto de un problema para poder entenderlo. Incluso el m�s complejo manual de inform�tica que puede ser determinante para el manejo de un determinado programa, debe de ser le�do. As� cuanto m�s lee un alumno m�s conocimientos adquiere y cuantos m�s conocimientos adquiere m�s cultiva su inteligencia y cuanto m�s cultive su inteligencia mayor ser� el rendimiento en los estudios que realice.

Aunque he realizado esta experiencia con mis alumnos de ingl�s, muchas de las conclusiones y t�cnicas que aqu� se utilizan son v�lidas para la ense�anza de cualquier idioma extranjero e incluso de la lengua materna.

Aqu� presento seis VIDEO-LECTURAS adaptadas a las TIC. Al poder utilizarlas a trav�s de Internet las pueden disfrutar muchos alumnos al mismo tiempo. A la hora de montar nuestra biblioteca de clase nos hemos enfrentado muchas veces con la falta de presupuesto para comprar los libros. Estas VIDEO-LECTURAS son m�s econ�micas y las pueden compartir alumnos de muy diversos centros. Ahora s�lo se trata de motivarlos para que puedan crear y compartir sus creaciones.

Espero que este trabajo ayude a los profesores a pensar y reflexionar sobre sus creencias en la tarea de c�mo conseguir que nuestros alumnos se conviertan en expertos lectores.

 

 


 

5.2.- OBJETIVOS DE LA EXPERIENCIA

  • Motivar las clases de ingl�s y de idioma en general.
  • Reforzar y consolidar, a trav�s de la lectura, las estructuras y el vocabulario que han sido aprendidas en el trabajo de la clase diaria.
  • Utilizar la lectura como fuente de informaci�n para la escritura.
  • Interesarse por la lectura como fuente, de informaci�n, conocimiento y placer y, en definitiva, perfeccionar el idioma a trav�s de la lectura.
  • Aumentar la fluidez y velocidad lectora.
  • Aumentar el vocabulario.
  • Explicar por qu� la lectura extensiva es tan importante y necesaria para todos.
  • Mostrar c�mo y por qu� funciona la lectura extensiva.
  • Mostrar a los profesores c�mo empezar un programa de lectura extensiva.
  • Desarrollar la imaginaci�n y la creatividad.
  • Apreciar el valor de la comunicaci�n como medio de enriquecimiento personal y colectivo.
  • Promover valores democr�ticos de respeto y tolerancia por las opiniones ajenas.
  • Aprender a respetar el turno de palabra tomando notas para no olvidar las propias ideas y tenerlas a punto en el momento preciso.
  • Sugerir un marco de trabajo con las lecturas que permita a nuestros alumnos:

a)    leer con seguridad y fluidez

b)    que cada uno lea seg�n su nivel y destreza

c)    aprender la importancia de las estrategias para desarrollar las habilidades lectoras, tales como aprender a adivinar el significado de palabras desconocidas con �xito, aprender la estructura del texto�

  • Que el alumno use con soltura el lenguaje aprendido dentro de situaciones de vida:

a)    Que cree sus propias expresiones utilizando el vocabulario aprendido.

b)    Que todos participen.

c)    Que usen estructuras sencillas para expresar sus ideas..

d)    Que trabajen en equipo.

e)    Que valoren las aportaciones de los dem�s.

 

 


 

5.3.- EL PORQU� DE LAS LECTURAS GRADUADAS

Al leer en nuestra propia lengua, leemos por diversas razones y de diversas maneras. A veces leemos con el motivo de encontrar informaci�n muy espec�fica (tablas de horarios, gu�as de televisi�n), a veces leemos por curiosidad general, echando una vista r�pida al texto (peri�dicos, revistas), y otras veces leemos simplemente por el placer de leer (poes�a, novelas). Hay veces que leemos de todas estas formas a la vez.

Cuando los alumnos comienzan a leer lecturas graduadas, es importante que intentemos recrear, en la medida de lo posible, aquellas estrategias y motivaciones que surgen al leer en nuestra propia lengua, para que la lectura en el idioma extranjero se disfrute y sea provechosa. Ejercicios y actividades pueden motivar la lectura del alumno. Estos ejercicios pueden dar al alumno una raz�n por la cual leer, y pueden incitarle a utilizar aquellas estrategias lectoras que utilizar�a instintivamente si leyera en su lengua materna.

Las lecturas graduadas cumplen con este cometido, pues, est�n escritas de tal manera que el lenguaje est� controlado de forma que conectan con la competencia ling��stica de los alumnos, facilitando as� el segundo estadio de la lectura: la comprensi�n. Es muy importante que los alumnos puedan leer con relativa facilidad. Obviamente, no pueden disfrutar de lo que est�n leyendo si el lenguaje expresado en el texto es demasiado dif�cil y est�n ansiosos por el hecho de no entenderlo. Las lecturas graduadas constituyen una soluci�n adecuada a los inconvenientes planteados y ofrece al alumno la posibilidad de tener el control sobre la lectura.

En la lectura hay dos etapas o estadios bien diferenciados. Hay un estadio inicial de decodificaci�n, es decir, reconocer la relaci�n entre la letra impresa y los sonidos del lenguaje. Este es el primer paso para aprender a leer. Tradicionalmente, los estudiantes han le�do en voz alta para demostrar su habilidad en conectar el s�mbolo escrito y el sonido del habla.

El segundo estadio es el de la comprensi�n. Es posible leer en voz alta un texto escrito en un idioma extranjero sin entender ni una palabra. La comprensi�n implica algo m�s que decodificar. Implica reconocer el significado del mensaje, entender las intenciones del escritor e ir a m�s all� de lo escrito para adivinar los significados implicados.

Las lecturas graduadas est�n escritas de tal manera que el lenguaje est� controlado de forma que conectan con la competencia ling��stica de los alumnos. Esto se logra de varias maneras. El vocabulario est� restringido. Naturalmente, el alumno debe aprender a adivinar el significado de algunas palabras nuevas. Las estructuras gramaticales tambi�n est�n controladas de manera que los alumnos solo trabajan con estructuras ya vistas en clase.

La cantidad de informaci�n en estas lecturas tambi�n est� controlada para compensar mejor la dificultad de captar informaci�n en un idioma extranjero. As�, en la narraci�n, las referencias culturales son explicadas. Otro factor importante es el uso de fotos e ilustraciones. La posici�n de �stas en relaci�n al texto y por supuesto, la claridad con que est� dise�ado el libro pueden hacer mucho para alcanzar la comprensi�n.

El uso de estas lecturas graduadas es discutible y hay quien opina que para acostumbrar al alumno al mundo real hay que utilizar textos aut�nticos pero esta postura confunde los medios con el fin pues ser�a como robarles a los alumnos el material que necesitan para poder progresar y llegar a leer textos extra�dos de la vida cotidiana. Para que los alumnos est�n motivados a estudiar m�s y a leer m�s y que cada vez puedan subir m�s escalones al mismo tiempo que aumentan su habilidad para leer en el idioma extranjero, deben de leer textos que reflejen su habilidad ling��stica (textos que encuentren f�ciles y que puedan disfrutar en cada paso que den hacia la meta de los textos aut�nticos)

 

Descripci�n: lectura_portada

 

 


 

5.4.- LECTURA EN VOZ ALTA.

Uno de los objetivos de la escuela es crear lectores de por vida pero la realidad es que la mayor�a de los alumnos s�lo leen lo justo para aprobar y se olvidan de leer cuando son adultos.

Algunos expertos dicen que la lectura en voz alta es una actividad tan importante que su pr�ctica debiera realizarse en todos los niveles educativos. Leemos a los ni�os para entretener, para tranquilizar, para informar o explicar, para despertar la curiosidad, para inspirar� Pero al leer en voz alta tambi�n:

  Se condiciona la mente del ni�o para asociar lectura con placer.

  Se crea un background de conocimiento.

  Se suministra un rol modelo de lectura.

  Se potencia la adquisici�n del vocabulario.

Cada vez que leemos a un ni�o le estamos enviando un mensaje positivo a su celebro. Es como un anuncio publicitario que condiciona a que el ni�o asocie libros con placer. Sin embargo pudiera asociar hechos no placenteros con la escuela y la lectura. La experiencia en su aprendizaje puede ser mon�tona o aburrida, amenazante y sin significado (horas interminables realizando fichas, horas de intensa pr�ctica fon�tica y horas de tests con preguntas que no est�n relacionadas) Si el ni�o rara vez experimenta el placer de leer entonces estaremos ante el grupo de alumnos que leen lo justo en el colegio y que se olvidan de leer cuando son adultos.

�Leen todos los profesores en voz alta a sus alumnos? �Hay una edad en la que los alumnos son demasiado mayores para que se les lea? Muchos profesores son firmes defensores de la lectura en voz alta a los alumnos incluso de niveles superiores.

�No era nada m�s que o�dos cuando estaba apoyado sobre mi almohada escuchando a mi ni�era c�mo me le�a los cuentos de Grimm. Algunas veces su voz me produc�a sue�o, otras por el contrario me pon�a excitado y yo le solicitaba con urgencia que me averiguara lo que ocurr�a en la historia incluso antes de lo previsto por el autor. Pero la mayor parte del tiempo disfrutaba de una sensaci�n de lujo de ser arrastrado por las palabras y de sentir que estaba viajando por alg�n lugar remoto� M�s tarde cuando yo ten�a 9 o 10 a�os, el director de mi colegio me dijo que el que a uno le lean es cosa de ni�os peque�os, le cre� y abandon� la pr�ctica. (De A History of Reading, Viking, 1996, by Alberto Manguel, pp. 109-110)

 

Los profesores han le�do en voz alta a sus alumnos de los primeros niveles educativos durante siglos. Sabemos que el tiempo empleado en leerles en voz alta es muy valioso para estos alumnos que todav�a no saben leer ya que despu�s se les ha visto coger el libro y mirarlo una y otra vez. Algunas veces memorizan la historia para compartirla con sus amigos y otras incluso duermen con el libro.

En las clases de infantil es conveniente leer sin mostrar las ilustraciones de los libros y de esta manera los ni�os prestan mucha m�s atenci�n ya que no hay dibujos que les cuenten la historia. Una vez que la historia ha sido le�da se les pide a los ni�os que realicen dibujos del escenario, de los personajes principales o de las partes de la historia preferidas por cada uno. Cuando se comparten los dibujos todos se sorprenden de las muy diversas formas de interpretar la misma historia. Y por supuesto la parte favorita de todo este proceso es cuando finalmente tienen la oportunidad de ver las ilustraciones del libro.

En cursos superiores es siempre recomendable pedirle a un alumno o alumna que lea las instrucciones de las actividades en voz alta. Debemos de tener la precauci�n de nombrar un alumno distinto cada vez. Pero, por qu� es recomendable que los alumnos lean las instrucciones: podemos comprobar la pronunciaci�n; el resto de los alumnos entienden mejor las instrucciones cuando son le�das por otro estudiante y les gusta m�s escuchar a un compa�ero que al profesor. Si leen las instrucciones en silencio nunca terminar�n todos al mismo tiempo cosa que no ocurre cuando leen en voz alta.

Pero la lectura en voz alta por profesores o incluso por alumnos a menudo para o disminuye cuando el alumno ha aprendido a leer . Jim Trelease en su libro The Read Aloud Handbook: se pregunta qu� �Por qu�? Trelease considera que Leer en Voz Alta es una manera de promocionar la Lectura y de la misma forma que una empresa como McDonald no deja de hacer publicidad porque la mayor�a de los americanos conozcan sus restaurantes y cada a�o gasta m�s dinero en anuncios publicitarios, los profesores no debemos de dejar de promocionar la lectura (leer en voz alta) porque nuestros alumnos sean mayores.

La lectura en voz alta ayuda a los ni�os a desarrollar y mejorar las habilidades de expresi�n y comprensi�n oral y escrita. Muchos profesores de idioma afirman que la lectura en voz alta ense�a a los ni�os la literatura de una manera muy especial de forma que la lectura silenciosa no puede. Pues, la lectura en voz alta transmite matices y resortes inherentes a la propia magia de la voz humana que por la misma raz�n no se halla en la lectura silenciosa (si bien esta es portadora de otros valores). Judy Freeman en un art�culo publicado en la revista Teacher Magazine en 1992 dec�a:

�Leer en voz alta en la escuela no es un adorno. Intenta que cada libro sea una experiencia especial para tus alumnos. Perm�teles que vivan la literatura, que lleguen a implicarse en la historia de tal manera que se conviertan en parte de la misma. Esto podr�a cambiar sus vidas.�

La televisi�n p�blica WETA proporciona consejos a la hora de leer en voz alta a los ni�os. Estos consejos incluyen:

         Discutir las lecturas en voz alta con la clase para enriquecer y aumentar la compresi�n de nuestros alumnos.

         Usar las ilustraciones para estimular la predicci�n e interpretaci�n.

         Aprender m�s sobre los autores e ilustradores. Leer otras obras de los autores favoritos.

         Ayudar a que los alumnos relacionen los libros con sus propias experiencias.

         Conseguir otros libros con t�picos relacionados con el curr�culum de inter�s para toda la clase.

Las razones por las que no debemos de descuidar la lectura en voz alta (tanto de alumnos como del profesor) son:

         Podemos leer art�culos sobre temas en los que el alumno ya est� familiarizado en su lengua materna. De esta manera el contenido ya es familiar y lo �nico que necesitan aprender son las palabras y frases. Los alumnos pueden utilizar el conocimiento que ya poseen para entender los temas de los art�culos.

         En lugar de aprender las palabras de forma aislada aprendemos el significado de las palabras en su contexto. Los alumnos pueden leer art�culos que muestran el uso natural de palabras, frases y giros idiom�ticos. Los conocimientos que el alumno posee en su lengua materna se pueden utilizar como ayuda a la comprensi�n de lo que se est� escuchando y que despu�s se lee. Los alumnos pueden adivinar el significado de palabras nuevas por el contexto algo que no se puede hacer cuando se aprenden las palabras de forma aislada. Al leer en voz alta temas que ya dominan en la lengua materna resulta que tambi�n es una manera de desarrollarlos y cultivarlos.

         Cuando yo leo a mis alumnos procuro hacerlo con una entonaci�n y acento apropiados y tambi�n procuro utilizar el lenguaje corporal adecuado a la situaci�n lectora. La lectura en voz alta a�ade la dimensi�n sonora (que es cr�tica para las destrezas de listening y speaking) a la lectura silenciosa de tal manera que sirve de puente entre los ojos y los o�dos. La lectura en voz alta tambi�n conecta los ojos y los o�dos con la lengua y con todo el cuerpo (body language).

         Cuando nuestros alumnos leen en voz alta al menos hacen dos cosas: se escuchan asimismos y mejoran su destreza oral. Al leer en voz alta no nos podemos saltar palabras de la misma forma que cuando hacemos lectura silenciosa. Cada palabra debe ser le�da en el mismo orden en que aparece en el texto. Los alumnos aprenden a corregirse pues pueden comparar la manera en que ellos leen con la lectura del profesor. Creo que si podemos conseguir que nuestros alumnos lean con fluidez estamos ayud�ndoles a conseguir una habla fluida.

 

Pero, �es la lectura todav�a importante en estos tiempos de Internet? La lectura es el coraz�n de la educaci�n. El conocimiento de casi todas las asignaturas en la escuela fluye y palpita a trav�s de la lectura. Uno debe de ser capaz de leer el texto de un problema para ser capaz de entenderlo. Incluso el m�s complejo manual de inform�tica que puede ser determinante para el manejo de un determinado programa debe de ser le�do. As� cuanto m�s lee un alumno m�s conocimientos adquiere y cuantos m�s conocimientos adquiere m�s cultiva su inteligencia y cuanto m�s cultive su inteligencia mayor ser� el rendimiento en los estudios que realice.

Las tecnolog�as de la informaci�n y la comunicaci�n permiten, en el marco actual de la Sociedad de la Informaci�n, extender a un gran n�mero de personas los materiales y servicios educativos y culturales y en el caso de la lectura no debemos de caer en la tentaci�n de cambiar el soporte de papel por el soporte digital sino que debemos aprovechar las posibilidades de interactividad y multimedia que ofrece la Red (Ver cap�tulo de Video-lecturas)

 

Descripci�n: hp44yq2s[1]


 

5.5.- LA LECTURA EXTENSIVA

La mayor parte de la lectura que se hace en la clase normalmente se basa en un texto corto del libro de texto y a los alumnos se les pide que se concentren en el vocabulario, en una estructura o incluso en una determinada habilidad lectora nos estamos refiriendo a la lectura intensiva. Pero �nos gustar�a conocer un tipo de lectura en la que nuestros alumnos mejoren en el idioma extranjero de forma placentera y efectiva? Podr�a ser una forma en la que los alumnos ser�an capaces de aprender solos en su tiempo libre, a su propio ritmo y sin la intervenci�n directa del profesor. �No ser�a este m�todo de aprendizaje m�s efectivo que la ense�anza directa? Aunque todo esto parece demasiado bueno para ser real hoy en d�a existen suficientes investigaciones para poder afirmar que todo esto se consigue con la lectura extensiva.

Los beneficios que se obtiene al animar a nuestros alumnos para que lean por placer ya no son una hip�tesis sino una realidad. No me estoy refiriendo aqu� al class reader (lectura elegida para leer en clase) sino a que los alumnos lean por su cuenta libros que han elegido para pasarlo bien ya sea dentro o fuera de la clase.

Stephen Krashen en su libro �The Power of Reading� realiza un estudio sobre las investigaciones que hay sobre este tema y llega a esta conclusi�n:

�Cuando un alumno lee por placer puede continuar mejorando el segundo idioma sin clases, sin profesores, sin estudiar e incluso sin personas con las que conversar�

Christine Nuttall en su libro �Teaching Reading Skills in a Foreign Language� define el ciclo virtuoso de la lectura diciendo que el �xito en la lectura hace lectores con �xito, que cuanto m�s leen mejor y m�s lo hacen. Mientras que en el c�rculo vicioso de la lectura donde la carencia de �xito es asociada a lecturas forzadas conduce a una falta de inter�s en la lectura.

Warwick Elley realiz� una investigaci�n en la ciudad de Fiji durante los a�os 1980/81 con 500 ni�os de 9 a 11 a�os en 12 escuelas (8 experimentales y 4 de control). En las escuelas de control se impartieron clases normales con el m�todo audio ling��stico mientras que en las experimentales se usaron 250 libros ampliamente ilustrados que los alumnos le�an por placer durante 20 o 30 minutos diarios y tambi�n compart�an la experiencia de la lectura con su profesor que le�a en voz alta y comentaba los libros con ellos. Despu�s de 2 a�os se hicieron unos tests en donde los resultados de los grupos experimentales fueron muy superiores en los tests de compresi�n, escritura y gram�tica.

En 1985 Elley volvi� a realizar un estudio similar en Singapore durante 3 a�os pero esta vez con 3000 alumnos de entre 6 a 9 a�os en donde las clases experimentales volvieron a superar a las de control en los test de lectura, vocabulario, lenguaje oral, gram�tica, comprensi�n oral y escrita. En palabras de Elley:

�En contraste con los alumnos que segu�an programas estructurados audio-ling��sticos aquellos que hab�an estado expuestos a un amplio rango de libros ilustrados de gran inter�s y que eran animados a leerlos y compartirlos aprend�an el idioma extranjero m�s r�pidamente� Quiz�s el descubrimiento m�s notable es la extensi�n del efecto de la competencia lectora a otras habilidades de idioma (escribir, hablar y control sobre la sintaxis)�

Pero �se pueden transferir los resultados obtenidos en Educaci�n Primaria a la Educaci�n Secundaria? En 1995 Colin Davis public� en ELT Jornal un proyecto denominado PASSES. El proyecto implic� a 40 colegios de Secundaria de m�s bajo nivel educativo de Singapore. Entre los componentes que inclu�a el proyecto PASSES la lectura extensiva era el m�s significativo. En cada colegio los alumnos realizaban 20 minutos de lectura silenciosa y ten�an una lecci�n de lectura extensiva una vez a la semana en donde comentaban las lecturas (las cuales se las pod�an llevar prestadas a casa). Despu�s de 5 a�os el proyecto fue evaluado y result� que esos colegios obtuvieron un nivel por encima de la media del pa�s. Colin David conclu�a:

�Los alumnos desarrollaron un vocabulario activo y pasivo m�s amplio. Usaban frases con estructuras m�s variadas y eran mejores identificando y corrigiendo fallos gramaticales en la escritura y en el habla. En general mostraron mejor�a en la destreza de escribir y aumentaron la confianza y fluidez en el habla.�

En Abril de 2001 Timothy Bell realiz� un estudio en la republica ar�biga del Yemen con los alumnos m�s j�venes de la Educaci�n de Adultos. Se midi� tanto la comprensi�n como la velocidad lectora en dos grupos expuestos a programas de lectura intensiva (grupo en donde se estudiaban textos cortos seguidos por preguntas de comprensi�n) y extensiva (grupo expuesto a un r�gimen de lecturas graduadas) respectivamente. Los resultados indicaron que este �ltimo grupo expuesto a la lectura extensiva logr� a la vez m�s velocidad lectora y puntuaciones m�s altas en comprensi�n lectora.

Si tuvi�ramos que resumir los ingredientes b�sicos de la lectura extensiva podr�amos destacar 10 principios b�sicos:

  1. El material para la lectura tiene que ser f�cil. Los textos tiene que estar dentro de la competencia lectora de nuestros alumnos. Tenemos que ayudar a nuestros alumnos a que seleccionen textos que est�n dentro de su zona de confort lectora, m�s de dos palabras desconocidas por p�gina pueden hacer que el texto sea demasiado dif�cil para una comprensi�n global. Los alumnos de nivel intermedio no deben de tener m�s de 5 palabras desconocidas por p�gina. Algunos autores como Hu y Nation sugieren que el alumno debe de conocer al menos el 98% de las palabras de un texto de ficci�n para una lectura sin ayuda del profesor.

El uso de estas lecturas graduadas es discutible y hay quien opina que para acostumbrar al alumno al mundo real hay que utilizar textos aut�nticos pero esta postura confunde los medios con el fin pues ser�a como robarles a los alumnos el material que necesitan para poder progresar y llegar a leer textos extra�dos de la vida cotidiana. Para que los alumnos est�n motivados a estudiar m�s y a leer m�s y que cada vez puedan subir m�s escalones al mismo tiempo que aumenta su habilidad para leer en el idioma extranjero, deben de leer textos que reflejen su habilidad ling��stica.

  1. Se debe de disponer de una amplia variedad de textos y temas. El �xito de la lectura extensiva depende ampliamente de que se pueda seducir a los alumnos para leer. Para despertar o animar el deseo a leer los textos deben ser tan variados como los lectores. Libros, revistas, peri�dicos, ficci�n, textos que informan, textos que entretienen, textos especializados� Una manera de conocer los intereses que nuestros alumnos tienen en la lectura es averiguar qu� leen en su lengua materna.
  2. Los alumnos eligen lo que quieren leer. Este principio de libertad de elecci�n significa que los estudiantes pueden seleccionar los textos de la misma manera que lo hacen en su lengua materna. Mutuamente relacionado con este principio, los estudiantes tambi�n son libres para dejar de leer algo que encuentren demasiado dif�cil o que resulte no ser de su inter�s. De esta manera los alumnos se hacen responsables de su propio aprendizaje.
  3. Los alumnos leen tanto como les sea posible. Este principio es posible gracias a los principios anteriores. El elemento m�s crucial en el aprendizaje de la lectura es la cantidad de tiempo invertido en leer. Mientras que la mayor�a de los profesores est�n de acuerdo con esto, puede darse el caso de que a sus alumnos no se les est� dando la oportunidad o incentivo para que puedan leer y leer algo m�s. No hay ning�n l�mite superior sobre la cantidad de lectura que se pueda hacer, pero un libro semanal es probablemente lo m�nimo necesario para poder conseguir los beneficios de la lectura extensiva y para que se consolide el h�bito lector. (Hay que tener en cuenta que las lecturas graduadas para principiantes y falsos principiantes suelen ser muy reducidas en su extensi�n).
  4. El prop�sito de la lectura est� normalmente relacionado con el placer, informaci�n y comprensi�n general. La interacci�n del lector con el texto depende del prop�sito de la lectura. En la lectura extensiva la meta del lector es entender lo suficiente para poder llevar a cabo el prop�sito de su lectura (obtener informaci�n, disfrute de la historia o pasatiempo).
  5. La lectura es su propia recompensa. La experiencia de leer el texto es una experiencia por s� misma al igual que ocurre con las lecturas en nuestra vida cotidiana. Por esta raz�n muchos programas de lectura extensiva normalmente no van seguidos por preguntas de comprensi�n lectora. Los profesores, sin embargo, pueden pedir a sus alumnos que realicen actividades basadas en sus lecturas (escribir sobre los personajes favoritos, escribir sobre el mejor o peor libro que se haya le�do o realizar una lectura dram�tica sobre una parte apasionante de la novela). Las razones son varias: averiguar lo que los alumnos entendieron y experimentaron, hacer un seguimiento de las actitudes que alumnos tienen sobre la lectura; mantener un registro sobre cu�nto y qu� leen los alumnos; hacer que la lectura sea una experiencia compartida; relacionar la lectura con otros aspectos del curr�culo.
  6. La velocidad lectora es cada vez m�s mayor. Cuando las lecturas de nuestros estudiantes est�n dentro de su capacidad ling��stica y las leen por intereses personales y generales m�s que por fines acad�micos, es un incentivo leer con fluidez. Nuttall observa que �velocidad, disfrute y comprensi�n est�n �ntimamente relacionados�. Ella describe en �el c�rculo vicioso de la lectura al lector que no disfruta leyendo; que no lee mucho, que no entiende; que lee con lentitud�. La lectura extensiva puede ayudar a que los lectores entren en el c�rculo del crecimiento� El c�rculo virtuoso del buen lector: lee m�s r�pido; lee m�s; comprende mejor; disfruta leyendo; lee m�s y m�s r�pido�� Con el fin de desarrollar la fluidez yo recomiendo a mis alumnos que no utilicen el diccionario cuando se encuentran palabras que no entienden. La lectura extensiva es la oportunidad de seguir leyendo y practicar estrategias como ignorar o adivinar palabras desconocidas o incluso pasajes, buscando el significado general y sinti�ndose c�modo con un cierto nivel de ambig�edad.
  7. La lectura es individual y silenciosa. La lectura extensiva, individual y silenciosa contrasta con la forma en que los textos son usados en clase como veh�culo para la ense�anza del idioma o estrategias de lectura o traducido o le�do en voz alta. La lectura silenciosa permite que los alumnos puedan descubrir que leer es una interacci�n personal con el texto y una experiencia de la que ellos son responsables.
  8. Los profesores orientan y gu�an a sus alumnos. La lectura extensiva es muy diferente de la pr�ctica que se hace en una clase normal. Los estudiantes acostumbrados a tratar con textos dif�ciles pueden ahogarse cuando de repente se encuentren en un mar de lecturas sencillas y estimulantes y es posible que no lleguen a entender que este material contenga en s� mismo la capacidad de convertirles en mejores lectores. Estos estudiantes necesitan una introducci�n cuidadosa a la lectura extensiva. Los profesores pueden explicar que al leer de forma extensiva no solamente se consigue dominar la destreza lectora sino que se mejora en todos los aspectos del idioma. La metodolog�a de la ense�anza extensiva puede ser introducida empezando con una elecci�n: los alumnos eligen lo que quieren leer. Los profesores deben de asegurar a los alumnos que no hace falta entender el 100% para una compresi�n global. Se debe de insistir en que no habr� ning�n examen o test despu�s de la lectura. Y en su lugar los profesores deben de interesarse en la experiencia personal que el alumno ha tenido con la lectura (por ejemplo si era gratificante o interesante y por qu�). La orientaci�n y gu�a implica compartir la experiencia lectora que conduce al �ltimo principio de la lectura extensiva.
  9. El profesor juega el papel de lector modelo. Nuttall dec�a que �la lectura es captada, no ense�ada� Maley habla de las implicaciones de esto para el profesor cuando dice �Nosotros necesitamos darnos cuenta de la influencia tenemos en nuestros alumnos. Los estudiantes no solo aprenden lo que les ense�amos sino que tambi�n aprenden de sus profesores�. En definitiva los profesores tienen que ser lectores, ense�ando con el ejemplo las actitudes y comportamientos de un lector. Los profesores deben de leer lo que sus alumnos leen y convertirse en parte de esa comunidad que se forma dentro de la clase. As�, cuando estudiantes y profesores comparten lecturas, la clase de idioma se convierte en un lugar donde los profesores comentan los libros con sus alumnos, responden a sus preguntas y hacen recomendaciones individuales a determinados alumnos. Profesores y alumnos experimentan juntos el valor y el placer que se encuentra en la palabra escrita.

Estos 10 principios para la ense�anza de la lectura extensiva podr�an ser complementarios a los ofrecidos por Williams en su publicaci�n "Top ten" principles for teaching reading. ELT Journal. Espero que este trabajo ayude a los profesores a pensar y reflexionar sobre sus creencias en el objetivo de c�mo conseguir que nuestros alumnos se conviertan en expertos lectores.

 

 

Descripci�n: MCj03907460000[1]Descripci�n: MCj03907480000[1]

 

 


 

5.6-.- LA BIBLIOTECA DE CLASE

Una biblioteca de clase est� formada por una o varias estanter�as de libros en ingl�s o en el idioma de que se trate y todos estos libros se ponen a la disposici�n de todos los alumnos de la clase. La biblioteca del colegio, por otra parte, es una dependencia especialmente dise�ada para alojar toda clase de libros sobre diferentes materias. Esta diferencia que puede ser obvia a primera vista es importante resaltarla.

La biblioteca del colegio es ideal para aquellos estudiantes que est�n motivados y han sido estimulados a leer desde temprana edad. Ellos se esfuerzan en visitar la biblioteca de forma regular con la finalidad de satisf7acer su sed por la lectura. Sin embargo este no es el caso para muchos de los alumnos que siempre encontrar�n excusas tales como �No tengo suficiente tiempo� �Lo olvid� o �No s� qu� libro elegir�. Al traer la biblioteca a la clase estamos facilitando que nuestros alumnos se lleven un libro a casa, mientras que al mismo tiempo estamos mostr�ndoles que leer en una lengua extranjera forma parte integral del curso de idioma.

Un factor importante para el �xito de la biblioteca de clase es que tanto el profesor como los alumnos sean responsables de crearla y mantenerla funcionando. Cuanto m�s involucrados est�n nuestros alumnos en su creaci�n, m�s motivados estar�n para usarla. Ellos nos pueden ayudar a elegir los libros que van a ser incluidos. Para ello podemos ayudarnos de cat�logos. Podemos explicarles en su lengua materna si es necesario, las descripciones dadas para cada libro en el cat�logo. Si actuamos con tacto podemos ir guiando a nuestros alumnos para que miren los niveles y libros que nosotros pensamos que son m�s apropiados para ellos.

Los libros los podemos comprar con el presupuesto del centro si nos llega el dinero para ello y si no es ese el caso le podemos pedir a cada alumno que compre dos de los libros elegidos.

La colocaci�n de los libros (el rinc�n de la biblioteca) en la clase tambi�n puede ser una decisi�n compartida con nuestros alumnos. Tenemos que procurar suficiente espacio para que los alumnos puedan ver la cubierta frontal de los libros. Si el profesor tiene varias aulas del mismo nivel tambi�n existe la posibilidad de compartir la biblioteca de clase entre ellas. En este caso un carrito con ruedas ser�a lo ideal. Guardar los libros en una caja ser�a otra soluci�n pero siempre tendr�amos que sacarlos y ponerlos para que se puedan ver las portadas de los mismos ya que hay que tener en cuenta que la apariencia de la cubierta frontal junto con el t�tulo son las principales razones por las que un alumno inicialmente coge un libro. La decoraci�n de esta biblioteca de clase ser� realizada por los propios alumnos: carteles, dibujos y sugerencias que se van cambiando peri�dicamente.

Descripci�n: biblioteca3

Dentro de la cubierta de cada libro debemos de colocar la tarjeta de pr�stamos que ser� recogida por el bibliotecario y guardada en una peque�a caja con la finalidad de que siempre sepamos que libros est�n prestados.

En el rinc�n de la biblioteca tambi�n se encuentra otra caja a la que llamamos �El botiqu�n del libro� que intenta concienciar a los ni�os de que los libros deben respetarse y cuidarse. En esta caja hay pl�stico para forrar los libros, celo y tijeras. Aqu� se colocan los libros que han sufrido alg�n deterioro y que deben ser reparados.

En la asamblea de clase se designa por turno, a dos ni�os con el cargo de bibliotecarios. Estos ni�os son los responsable de la biblioteca durante una semana. Se encargan de que el rinc�n de la biblioteca est� bien ordenado, de que los libros sean colocados en su lugar correspondiente, de revisar los libros para ver si alguno ha de ser arreglado y de comprobar todos los libros que se han prestado y los que han sido devueltos. Al dar responsabilidades a los alumnos sobre el cuidado de los libros y la organizaci�n de la biblioteca las p�rdidas y el deterioro se reducen considerablemente.

Para llevar un registro de las lecturas de los ni�os es conveniente la elaboraci�n de lo que yo he denominado como diario del lector que consiste en una cartulina en la que los alumnos anotan su nombre, los t�tulos de los libros le�dos, la fecha de entrega, la fecha de devoluci�n, el grado de dificultad encontrado, un peque�o resumen de la historia, impresi�n general� En los niveles m�s elementales si los alumnos no tienen suficiente dominio del ingl�s, esto puede ser realizado en su idioma materno:

 

Name

Book Title

Date taken

Date returned

Recommended

Pedro Mart�nez

Ski Race

6/10

15/10

Easy

Isabel Miralles

Sugar and Candy

6/10

13/10

Good with cassette

Carmen Gonz�lez

The Briefcase

6/10

20/10

Difficult

 

Es muy �til mantener un registro de todos los libros le�dos por nuestros alumnos y as� podremos pasar este registro a los profesores de los cursos superiores constituyendo una fuente de informaci�n valiosa sobre los intereses y progreso de nuestros alumnos.

Las lecturas pueden ser clasificadas de acuerdo con el nivel ling��stico o por contenidos. Debemos de utilizar el conocimiento que tenemos sobre la capacidad y nivel de nuestros alumnos para establecer una relaci�n entre los c�digos basados en niveles ling��sticos establecidos por los distintos editores y nuestras necesidades espec�ficas.

Algunas lecturas indican el nivel ling��stico a trav�s de un c�digo de colores que aparece sobre la portada, por ejemplo verde para nivel elemental o azul para nivel avanzado. Un sistema similar podemos usar en nuestra biblioteca. Una forma f�cil de hacer esto ser�a pegar un cuadro o c�rculo de color sobre el lomo, de esta manera tendremos una forma f�cil y r�pida de identificar todos los niveles de las lecturas que tenemos en la biblioteca de clase.

Los libros pueden ser clasificados en g�neros tales como: thriller, romance, ciencia ficci�n, fantas�a, misterio/horror/fantasmas, intereses humanos, etc. De esta manera como nuestros libros tienen los c�digos de color que indican el nivel ling��stico nuestros alumnos estar�n motivados a moverse por los distintos niveles ante una tem�tica de su inter�s.

Debemos de establecer un tiempo para que nuestros alumnos puedan examinar la biblioteca. Podr�a ser durante la clase, descansos, despu�s del horario escolar, etc, pero nosotros debemos de estar disponibles para ayudarles si fuera necesario. El nivel ling��stico de la lectura es importante pero no es el �nico factor a la hora de la elecci�n de un libro. La manera m�s efectiva de motivar a nuestros alumnos en la lectura es implic�ndolos en el tema. El nivel ling��stico se convierte en un aspecto secundario s�lo a tener en cuenta para asegurarse de que no impide la compresi�n y as� los alumnos buscar�n los libros que encuentren interesantes.

Si un alumno encuentra dif�cil decidirse, debemos ayudarle a hacer una elecci�n que est� de acuerdo con sus intereses y nivel ling��stico. Aunque la decisi�n �ltima debe ser tomada por �l.

Si disponemos de suficiente tiempo en nuestras clases podemos dedicar un tiempo a la semana a la lectura silenciosa o de forma alternativa se puede hacer en casa. Tambi�n pueden leer sus libros aquellos estudiantes que est�n esperando a que otros terminen su trabajo, as� no pierden ese precioso tiempo. Dedicar 30 minutos de la clase a la semana para la lectura puede marcar la diferencia sobre todo en aquellos alumnos que no pueden o quieren leer en casa. Tambi�n podemos usar este tiempo para ayudar a elegir nuevos libros, para comentar de forma individual con cada alumno sobre el libro que est�n leyendo (si mostramos inter�s aut�ntico sobre lo que est�n leyendo ver�n que la lectura es una parte importante del curso de idioma) por �ltimo nosotros tambi�n podemos aprovechar para leer los mismos libros que ellos est�n leyendo y as� predicamos con el ejemplo.

Descripci�n: MPj03089630000[1]

No recomiendo que se les pida a los alumnos que lean en voz alta ya que esto puede ser contraproducente. El alumno puede perder confianza ya que puede ser consciente de sus faltas en pronunciaci�n y en velocidad lectora. Y los alumnos que est�n escuchando se implicar�n m�s en coger errores que en seguir el tema y el disfrute de todos de la historia puede verse afectado. Es mejor que de vez en cuando el profesor lea en voz alta a la clase un pasaje de la historia. De esta manera proporcionaremos a nuestros alumnos un modelo a seguir en pronunciaci�n.

Lo que a menudo ocurre con muchas bibliotecas de clase es que todos los estudiantes empiezan con una buena motivaci�n pero al final del a�o escolar s�lo unos pocos est�n todav�a leyendo. Es nuestro trabajo mantener la motivaci�n haciendo actividades de forma regular a trav�s del curso. De esta manera siempre se les est� recordando a los alumnos que la biblioteca est� para ser usada.

Podemos pedirles a los alumnos que ya han le�do un libro que expresen sus opiniones a toda la clase. Una forma muy efectiva de motivarles es pedirles que traduzcan una lectura a dibujos y sacar los mejores en las V�DEO-LECTURAS (Ver cap�tulo del mismo nombre). Pero quiz�s la forma m�s importante de mantener viva la biblioteca de clase es que el profesor muestre inter�s por ella a lo largo del curso.

Descripci�n: MCj03552970000[1]

 

 


 

5.7.- OCHO DIFERENTES IDEAS PARA REGISTRAR EL VOCABULARIO

Todos sabemos lo dif�cil que a veces resulta recordar palabras nuevas cuando estamos aprendiendo un idioma moderno. El servicio mundial de la BBC edit� el libro �Learning English Vocabulary Notebook� para ayudar a sus oyentes a recordar mejor el vocabulario de los programas de radio. Pues bien, esas mismas ideas las podemos usar para recodar el vocabulario nuevo que aparezca en nuestras lecturas. Aunque en la lectura extensiva se recomienda adivinar las palabras por su contexto y no es aconsejable utilizar el diccionario s� que ser� �til utilizar estas ideas en la lectura intensiva y en los ejercicios de clase.

Podemos decir que hemos aprendido una palabra nueva cuando:

         conocemos lo que significa.

         sabemos c�mo pronunciarla.

         sabemos c�mo deletrearla.

         sabemos cu�ndo debemos usarla.

         sabemos la gram�tica de la palabra (por ejemplo qu� palabra debe seguirla).

Ya que hay tantos aspectos implicados en el aprendizaje de una palabra o frase no estar�a mal conocer algunas formas de registrar el vocabulario y poder elegir la que nos sea m�s �til.

Idea 1. Tipos de palabras.

Por ejemplo:

Job (noun)

Verb

presenter

To present

producer

To produce

reporter

To report

editor

To edit

correspondent

To correspond (with)

 

Idea 2. Unidades de significado.

Las unidades de significado son grupos de palabras o frases que a menudo se identifican como una �nica unidad de significado. Por ejemplo cuando o�mos �Would you like a cup of coffee?�  Significa que el hablante est� ofreciendo algo al oyente. Podr�amos decir que �Would you like�� es una unidad de significado de tal manera que si analizamos cada palabra de forma individual perdemos el significado.

A lo largo de nuestras lecturas podremos ver muchas unidades de significado desempe�ando diferentes funciones.

Idea 3. Familias de palabras.

Las familias de palabras son grupos de palabras que comparten la misma base o ra�z.  Ejemplo:

photograph noun (thing)

photograph verb

photographer noun (person)

photographic adjective

photo noun (abbreviation)

Idea 4. Registrando los modelos de acentuaci�n.

Reconocer el acento o parte m�s fuerte de la palabra en ingl�s es muy importante. Para identificar el acento en una palabra, primero debemos de identificar cuantas s�labas o grupos de sonidos separados tiene.

Identificar el acento es tan importante que cambios en el mismo pueden cambiar por completo el significado de una palabra. Por ejemplo, �qu� hace el presentador de radio:

present or present programmes?

En el primero de los casos significa regalo y en el segundo caso presentar.

Idea 5. Registrando sus asociaciones.

Parte del significado de una palabra nueva depende de las palabras que la rodean. En ingl�s es muy �til aprender las asociaciones de una palabra. As�, es muy importante saber si el nuevo verbo que estamos aprendiendo va seguido de una determinada preposici�n o si en el nuevo sustantivo hemos apreciado que suele ir unido a un determinado adjetivo. Por ejemplo en �Every day I listen to the radio� (listen va asociado a to)

Idea 6. Conjuntos l�xicos

Un conjunto l�xico es un grupo de palabras unidas por un tema y dentro de cada tema podemos hacer otras agrupaciones. Por ejemplo, en torno a radio podemos agrupar:

1. switch on

2. tune in

3. turn up

4. turn down

5. turn off

 

 

Idea 7. Mapas conceptuales.

En los mapas conceptuales en el centro est� la idea principal y todas las dem�s ideas relacionadas parten de ella formando un mapa:

 

8. Diccionario personalizado

La manera m�s frecuente de registrar el vocabulario es por orden alfab�tico como un diccionario. Debemos de recordar que un diccionario da mucha informaci�n y normalmente tiene:

         Una definici�n de la palabra (puede ser en ingl�s o en el idioma materno).

         Una gu�a de su pronunciaci�n.

         Informaci�n sobre el tipo de palabra.

         Ejemplo de su uso en la frase.

 

 

 

 

 


 

5.8.- LA LECTURA COMO PROCESO INTERACTIVO

La lectura como proceso interactivo la podemos describir como el proceso que combina informaci�n textual con la informaci�n que el lector trae al texto. Seg�n este punto de vista el proceso lector no consiste simplemente en la extracci�n de informaci�n del texto. M�s bien, es un proceso en el cual la lectura activa en la mente del lector el conocimiento que este ya posee y es completado con la nueva informaci�n que suministra el texto. La lectura vista de esta manera es como un di�logo entre el lector y el texto. Nuestra comprensi�n del texto depende de la interacci�n que ocurre entre el lector, el texto y el proceso interpretativo.

Podemos decir que el lector crea significado sobre la base de pistas textuales. Pero este tipo de creatividad no es exclusiva de la lectura, sino que es una condici�n necesaria en la interpretaci�n de cualquier discurso ya sea escrito o hablado. Goodman al comentar el proceso lector dice:

�La lectura es un proceso selectivo. Implica uso parcial de un lenguaje m�nimo disponible�

La lectura es considerada no como una reacci�n al texto sino como una interacci�n entre escritor y lector mediatizada a trav�s del texto. Leer es el acto de participar en un discurso entre interlocutores. De todo esto se desprende que la lectura eficiente no solo puede ser medida por la cantidad de informaci�n contenida en el texto. Es incalculable ya que depende del conocimiento que el lector trae al texto y lo que desea extraer de �l. Por lo tanto leer de forma eficiente depende de lo efectivo que sea el discurso y de que el lector puede crear a partir del texto.

Creo que el discurso escrito debe de operar de acuerdo con el principio de la cooperaci�n. Lector y escritor est�n comprometidos en una interacci�n en la que el lenguaje se usa como pista para corresponder con los mundos conceptuales. A diferencia del discurso hablado, el discurso escrito no es rec�proco y esto tiene consecuencias importantes en c�mo se realiza la interacci�n.

Debemos de animar a nuestros alumnos a que relacionen lo que leen con su propio mundo de conocimiento y experiencias. De esta manera pueden ser convertidos al discurso y el lenguaje ser usado de forma creativa. (ver V�deo-Lecturas)

 

 


 

5.9.- ETAPAS SEGUIDAS EN LA CLASE DE LECTURA (CLASS READER)

 

En la lectura est�n implicados dos estadios bien diferenciados: el estadio de decodificaci�n (simplemente leer en voz alta) y el estadio de comprensi�n.

Una vez que los alumnos han pasado el estado de decodificaci�n, estar�n preparados para entender el mensaje. La comprensi�n depende de un gran n�mero de factores -nuestro conocimiento del mundo, nuestras razones para leer y de nuestras actitudes y creencias-. En el estadio de comprensi�n, la clase de lectura puede llevarse de varias maneras. Yo he distinguido 6 etapas:

  • Etapa primera. Planificaci�n del uso del class reader (lectura elegida para que toda la clase la lea, durante un cierto per�odo de tiempo).
  • Etapa segunda. Despertar el inter�s y motivaci�n  de los alumnos uniendo el t�pico del texto con la experiencia o conocimiento de los alumnos.
  • Etapa tercera. Realizar una serie de fichas de trabajo para que los alumnos las completen antes de leer el fragmento de donde han sido sacadas, para que despu�s ellos mismos puedan corregir los resultados finales, simplemente leyendo el fragmento correspondiente de la lectura.
  • Etapa cuarta. Explotaci�n de los CDs de audio que acompa�an a la mayor�a de las lecturas graduadas.
  • Etapa quinta. Traducci�n de la lectura.
  • Etapa sexta. Las lecturas consideradas como base para las actividades comunicativas.

Una vez expuestas las seis etapas que he seguido en la ense�anza de la lectura en mis clases de ingl�s tanto de Educaci�n Primaria como en Secundaria, voy a ir explicando c�mo desarrollo cada una de esas etapas y qu� tipo de actividades realizo en cada una de ellas.

 

 

ETAPA PRIMERA

 

Antes de comenzar a trabajar con las lecturas, me encontr� con la necesidad de hacerme una serie de preguntas:

a)    �Para qu� nivel o edad es apropiada la lectura?

b)    �Presenta alguna dificultad en particular, como antecedentes culturales desconocidos, una secuencia de sucesos confusos, un largo n�mero de personajes, etc.?

c)    �Qu� clase de actividades pueden usarse con la lectura?

d)    �Qu� clase de vocabulario y lenguaje usa?

e)    �Hay alguna parte del libro donde el lenguaje pueda ser explotado para reforzar las estructuras ling��sticas que se estudian en clase?

f)     �Qu� tipo de reacci�n puede producir el libro entre los estudiantes? �Qu� tipo de actividades, y trabajo creativo pueden realizarse con esa lectura?

Cuando leo el libro por primera vez, tomo notas de los detalles significativos del libro: hechos, personajes, puntos que necesitar�n ser explicados, lenguaje que pueda ser explotado, cualquier dibujo o mapa que pueda ser usado para introducir el libro o hacerlo m�s interesante. Tambi�n tomo notas de posibles t�picos para discusi�n, temas para composiciones, etc. Lo hago as� porque he comprobado que muchas ideas se presentan durante la primera lectura y son olvidadas despu�s. La planificaci�n de las lecturas la realizo a partir de estas notas.

 

 

ETAPA SEGUNDA

 

En esta etapa el principal objetivo es ayudar a crear razones para querer leer algo, y ayudar a organizar el pensamiento de los alumnos de tal manera que lo que lean se ajuste a su estructura mental existente.

Esto lo realizo de varias maneras, dependiendo del tipo de lectura, por ejemplo, cuando la lectura no es de ficci�n y proporciona mucha informaci�n sobre un determinado t�pico, pregunto a la clase para averiguar lo que ya saben sobre ese determinado t�pico. De forma voluntaria los alumnos van hablando y hago una lista  en la pizarra recogiendo sus comentarios. Las listas comienzan por encabezamientos tales como "Lo que conocemos", "Lo que no sabemos", "Seguro", "Dudoso". Habiendo despertado el inter�s de la clase, se les dice que abran el libro por la p�gina apropiada para confirmar o contradecir lo que hemos escrito en la pizarra.

Independientemente de la lectura que sea al presentarla a la clase siempre comienzo hablando del t�pico ya sea ficci�n o no e intento llamar la atenci�n averiguando lo que ya saben sobre el t�pico o sus expectativas. Con los primeros niveles de Primaria., parte de esto lo hago en castellano. Intento llevar a la clase alg�n material que tenga que ver con el t�pico. A menudo recorto fotograf�as y reportajes de los peri�dicos y revistas que tengan que ver con el libro que estoy presentando.

Los libros, a menudo, suelen estar bien ilustrados. Algunas veces uso el t�tulo y el dibujo de la portada para hablar del libro y pido a la clase que me diga, seg�n estos datos sobre qu� tema versar�. Tambi�n suelo mostrar a la clase alg�n dibujo del interior del libro.

En esta etapa de presentaci�n de la lectura, escribo en la pizarra el vocabulario nuevo que puede presentarles dificultad. Esto es muy importante en los primeros cursos porque es en estos niveles elementales del aprendizaje del idioma cuando los alumnos se pueden desanimar f�cilmente.

En las lecturas que tienen muchos dibujos, especialmente aquellas que tienen un dibujo sobre un fragmento textual, cubro el texto con un papel pidiendo a la clase que hable sobre los dibujos y escribo en la pizarra el vocabulario nuevo seg�n �ste se va haciendo manifiesto por parte de la clase. Los alumnos expresan en voz alta sus ideas acerca del desarrollo de la historieta. Despu�s comparan su versi�n con el texto del libro. Tambi�n pido a los alumnos que hagan preguntas fuera del marco escolar sobre el t�pico.

En definitiva, no tengo ninguna regla de c�mo un t�tulo tiene que ser introducido. Sin contar la historia, se debe hacer un intento por crear la atm�sfera y dar las directrices que ayudar�n a los alumnos a entender mejor la situaci�n y los personajes cuando est�n leyendo. Esto consiste simplemente en despertar su apetito uniendo la historia tanto como sea posible a su propia experiencia. Hay muy pocos t�tulos en donde no se pueda conectar la situaci�n, los sucesos, la experiencia o los personajes con el mundo exterior y con el inter�s y curiosidad de nuestros alumnos.

ETAPA TERCERA

 

En esta fase preparo unas actividades en forma de fichas de trabajo y los mismos alumnos pueden corregir los resultados finales, simplemente leyendo el fragmento correspondiente de la lectura. Voy a ir explicando los tipos de actividades que realizo en esta fase en forma de dificultad creciente:

1)    Se copia un fragmento de la lectura que no haya sido a�n le�do y se borran algunas palabras. Los alumnos rellenan los espacios vac�os con una palabra de su elecci�n. Otras veces coloco, sin orden, todas las palabras borradas (al pie del texto) y los alumnos extraen de esa lista la palabra adecuada para cada espacio en blanco.

2)    Se copia un fragmento de la lectura borrando frases completas. Los alumnos rellenan los espacios con una frase que, seg�n ellos, pueda ser adecuada dentro del contexto.

3)    Ofrezco a los alumnos el primer y �ltimo p�rrafo de un cap�tulo. Les pido que se imaginen lo que puede ocurrir en este cap�tulo y les dejo que lo escriban o que lo narren a sus compa�eros.

4)    Ofrezco a los alumnos solamente la �ltima frase de un cap�tulo que no hayan le�do a�n. Y les pregunto: �Qu� ha ocurrido en este cap�tulo?

5)    Copio un fragmento de la lectura pero omitiendo todos los signos de puntuaci�n, dejando que los alumnos compongan la versi�n correcta.

6)    Divido un fragmento de texto en tres partes, A, B y C. Organizando la clase en grupos de tres y distribuyendo un fragmento de texto a cada uno de los grupos. Cuando los alumnos hayan estudiado sus textos, les pido que los revelen al resto de sus compa�eros, con sus propias palabras. Los alumnos, al final, reconstruyen el texto entero.

 

Descripci�n: MCj03556490000[1]


 

ETAPA CUARTA

 

Los CDs de audio que acompa�an a la mayor�a de las lecturas graduadas, ofrecen al texto escrito una dimensi�n valiosa para el desarrollo de las destrezas. Algunas de las actividades que he realizado son:

1)    Los alumnos escuchan un fragmento de la grabaci�n, pero cuando la narraci�n est� en un momento cr�tico de la historia, pauso la reproducci�n y pregunto: �Qu� va a ocurrir ahora? Se discute con los alumnos y se deja que despu�s lean para comparar sus conclusiones con el texto escrito.

2)    Confecciono una lista de preguntas de comprensi�n y dejo que los alumnos respondan mientras escuchan la audici�n. Los alumnos comprueban sus respuestas al leer el texto.

3)    Utilizo el texto y su grabaci�n como medio para perfeccionar dificultades fon�ticas. Por ejemplo, mientras los alumnos leen y escuchan a la vez, les pido que se concentren en un solo sonido fon�tico y que localicen todas las diferentes palabras, dentro de un determinado fragmento, que contengan ese sonido.

4)    Los alumnos escuchaban conversaciones en la narraci�n y se concentraban solamente en la entonaci�n de los personajes en momentos importantes dentro de la historia. Entonces les pregunto: "�Qu� sentimientos o facetas de un personaje podemos extraer de un estudio de ese tipo, que no podr�amos haber extra�do del texto �nicamente?"

 

 

ETAPA QUINTA

 

Estoy hablando de traducci�n de la lectura al espa�ol y no de traducci�n y lectura en voz alta de forma simult�nea. Como he se�alado anteriormente, la lectura en voz alta es lo primero que se hac�a (estadio de decodificaci�n). Antes de realizar esta experiencia, ten�a la costumbre de hacer lectura en voz alta y traducci�n de forma simult�nea y pude comprobar que los alumnos no se centraban bien en lo que estaban haciendo, pues, cuando le�an en voz alta estaban pendientes de la traducci�n que ten�an que hacer despu�s. As�, desde el punto de vista did�ctico he comprobado que es m�s efectivo hacer por separado la lectura oral de la traducci�n.

ETAPA SEXTA

 

Aqu�, voy a explicar el tipo de actividades que suelo preparar para estimular y desarrollar las actitudes cr�ticas de los alumnos y que exigen una respuesta personal al texto:

1)    La primera actividad fue una serie de v�deos que prepar� a partir de los dibujos de algunas lecturas. Motiva mucho a los alumnos ver la lectura transformada en v�deo. Primeramente s�lo grababa los dibujos y al proyectarlos iba leyendo el texto. Despu�s hice lo mismo pero sacando el texto tambi�n en la pantalla. Con este v�deo as� preparado realizaba dictados que ten�a mucho �xito entre mis alumnos, pues primero escrib�an al o�r el texto viendo los dibujos y despu�s se correg�an al ver el texto en la pantalla.

2)    La segunda actividad era hacer un v�deo pero con historietas inventadas por los alumnos y con sus propios dibujos. Muchos de ellos hac�an unas historietas totalmente nuevas a las vistas en clase, otros hac�an variaciones cambiando los personajes y algunas situaciones pero manteniendo la misma trama.

3)    Se divide la clase en grupos sugiriendo a los alumnos convirtieran el texto de la historieta en c�mic.

4)    Algunos t�tulos se prestan de forma natural, a determinadas actividades escritas. Por ejemplo, a partir del libro "This is New York" algunos alumnos confeccionaron un folleto tur�stico. Este tipo de actividad, aunque siempre se basaba en un texto escrito o en unas l�neas directrices que les iba marcando, supone una respuesta personal al texto o a las directrices dadas.

5)    Pido a cada alumno que se identifique con un personaje cualquiera de la historia y que represente a dicho personaje en diversas situaciones delineadas por los dem�s alumnos.

Una vez que se ha realizado la lectura pido a los alumnos que la vuelvan a escribir como si fuera una obra de teatro, y que la aprendan para despu�s realizar grabaciones en v�deo.

 


 

5.10.- VIDEO-LECTURAS

Como comento en el cap�tulo anterior la creaci�n de las VIDEO-LECTURAS corresponde a la etapa 6� de explotaci�n del class reader, pero eso fue s�lo el principio pues despu�s los alumnos creaban nuevas lecturas a partir de sus lecturas privadas (lectura extensiva). Las mejores versiones se pasaban a v�deo y se presentaban a padres y compa�eros. Recuerdo las palabras de un alumno cuando presentaba ante los padres y compa�eros su trabajo que dec�a: �cuando veo mis dibujos transformados en v�deo me da un gustirr�n que no s� c�mo explicarlo�. Aqu� verdaderamente se sent�an protagonistas y la motivaci�n era cada vez mayor arrastrando a m�s compa�eros a participar.

En un principio estas V�DEO-LECTURAS s�lo las realizamos en ingl�s pero despu�s algunos profesores de Infantil y Primaria me pidieron que hici�ramos versiones en castellano y las utilizaron en sus clases con mucho �xito.

Tanto los dibujos como el texto de las VIDEO-LECTURAS que aqu� presento fueron preparadas por varios grupos de alumnos (unos dibujaban, otros coloreaban, otros dise�aban la aventura�) En muchos casos un mismo personaje era dibujado y pintado por distintos alumnos por lo a veces se aprecian variaciones bruscas (los personajes de Hansel y Gretel de la portada no se parecen mucho a los del interior de la historieta).

En las VIDEO-LECTURAS encontramos dos versiones LISTEN AND READ (gr�ficos con texto y sonido) y LISTENING (gr�ficos y sonido). Las versiones denominadas LISTENING se utilizaban para compresi�n global y para la realizaci�n de dictados que los alumnos mismos se correg�an al ver despu�s la versi�n LISTEN AND READ.

He preparado las VIDEO-LECTURAS en los formados FLASH y DVD-V�DEO. Las versiones en formato flash tienen ejercicios interactivos y son m�s adecuadas para colocarlas en Internet ya que cargan con m�s rapidez. Las versiones en formato DVD-V�DEO incluyen el texto en forma de karaoke consiguiendo la m�xima sincronizaci�n entre los est�mulos sonoros y la concentraci�n receptiva del alumno.

 

Pulsa AQU� para obtener una versi�n esquem�tica de las 6 VIDEO-LECTURAS preparadas.